fbpx

Ventajas

Frutos de vida

Los frutos secos son semillas que se caracterizan por tener bajo contenido en agua y un importante porcentaje en grasas saludables, mono y poliinsaturadas. Consumir los vegetales frescos no solo es más ecológico sino también es bueno para tu salud, el paladar y el bolsillo.

Hoy en día tenemos al alcance un gran número de frutas y verduras fuera de su temporada natural. Nos hemos acostumbrado tanto a ello que olvidamos que consumir los alimentos en temporada, cultivados cuando el clima les es más propicio, tiene muchas ventajas.

Las frutas y verduras contienen innumerables propiedades y beneficios para la salud y se postulan como potentes antioxidantes. Estas a su vez vienen determinadas por su composición cromática.

Ventajas de consumir Frutos Secos

Los Frutos Frescos aportan sabores, aromas y texturas genuinos. Cuantos más introduzcas en tu alimentación, menos espacio dejarás para los procesados, que los han perdido en buena parte y los tratan de imitar o reforzar a través de la sal, las grasas y los aditivos químicos.

Al cultivarse con el clima que les resulta más propicio y poder completar su ciclo natural, los alimentos frescos de temporada cuando llega el día de la recolección conservan mejor sus propiedades nutricionales, el sabor y sus aromas.

Si tus verduras y frutas no son de cultivo ecológico, seguramente tendrán residuos químicos de plaguicidas o fertilizantes. Pero el uso de fertilizantes y plaguicidas artificiales se hace más necesario si se cultiva contra natura, forzando a la planta a crecer fuera de tiempo, cuando el clima no le es favorable.

Entre los beneficios más importantes que aportan estos alimentos podemos reseñar que las verduras son una fuente saludable de vitaminas, sobre todo de vitamina C. También suministran altos valores minerales a través de la fibra, el potasio -que contribuye a suprimir el sobrante de líquidos-, o el magnesio. Por su parte, su elevado contenido de antioxidantes ayuda a prevenir algunas enfermedades cardiovasculares y neurodegenerativas, así como otras tantas relacionadas con trastornos digestivos y ciertos perfiles de cáncer.

¿Sabes que tienes que tomar mínimo tres piezas de fruta fresca al día?

Así lo recomienda la Asociación 5 al día al igual que la mayoría de expertos en nutrición. Aunque parezcan muchas, si te organizas es fácil incorporarlas a tu dieta diaria. Por ejemplo, empieza con una pieza en el desayuno o con una macedonia casera. A media mañana o a la hora de la merienda, cuando te entre hambre, otra pieza de fruta y después de cenar, otra. Así de fácil es cuidarse.

¡LLAMA AHORA!
0
    0
    Su Carrito
    Su Carrito esta vacíoSeguir en La Tienda